Claves para prevenir y manejar el estrés laboral

Vamos a comenzar aportando unos datos estadísticos que ponen de manifiesto el aumento y prevalencia del estrés laboral y lo fundamental que resulta prevenir y manejar el estrés laboral.

Según el Instituto Nacional de Estadística (I.N.E.) el 59% de los trabajadores en España sufren estrés laboral. 

Según un estudio de CinfaSalud  en el año 2017 sobre “Percepción y hábitos de la población española en torno al estrés”, nos dice que 9 de cada 10 españoles de entre 18 y 65 años, ha sentido estrés en el último año y 4 de cada 10 lo han sufrido de manera frecuente o continuada. Siendo las mujeres las que perciben un mayor nivel de estrés, en comparación con los hombres.

Como os decía en el post de la semana pasada, Amstel, ha elaborado el  Índice de Reconocimiento en España, con el objetivo de provocar un cambio de mentalidad e impulsar un nuevo movimiento: la cultura del reconocimiento. 

Hay que tener en cuenta que 8 de cada 10 españoles no se siente valorado en el trabajo, dato importante que nos indica que hay cosas que mejorar y tener en cuenta en la prevención y manejo del estrés.

¿Qué es el Estrés Laboral?

El estrés laboral es un tipo de estrés que se da en el ámbito laboral y que está aumentando en los últimos años debido a que las demandas y la presión en el entorno laboral cada vez son mayores, largas jornadas de trabajo, la dificultad para conciliar la vida laboral y familiar, la incertidumbre por el puesto de trabajo etc.

Tiene consecuencias emocionales y físicas en el trabajador, afectando al resto de parcelas de su vida (no sólo a la laboral) y la propia organización también sufre sus consecuencias (absentismo, menor rendimiento de los empleados, bajas laborales etc)

Prevenir y manejar el Estrés Laboral

Fijaros, como decíamos un poco más arriba, 8 de cada 10 españoles no se siente valorado en el trabajo.

En España parece que cuesta mucho reforzar, alabar y decir cosas buenas y positivas a los trabajadores y solo se les dicen los errores. Parece que así, “el jefe es más jefe” y cree que es la manera buena de trabajar y motivar a sus empleados.

Pero nada más lejos de la realidad, el psiquiatra del Hospital de Sainte-Anne en París, Patrick Légeron, afirma “lo que es bueno para las personas, es bueno para la empresa”.

Muchas veces las empresas solamente se fijan en productividad, objetivos, resultados etc y se olvidan del cuidado de los trabajadores, cuando está demostrado que las empresas que cuidan de sus empleados, obtienen mejores resultados.

Esto nos lleva a poner el foco, en la creación de “empresas saludables”, (en este caso concreto, relacionadas con el estrés), para promover la salud en el trabajo.

prevenir y manejar el estrés laboral

Empresas saludables

A continuación os mostramos, de forma resumida, cuales serían algunos de los componentes que debería tener una empresa saludable:

  • La empresa debe promover el apoyo entre compañeros y con los superiores. Así como favorecer la conciliación, controlar la carga de trabajo, fomentar el reconocimiento etc.
  • Lo que llaman liderazgo saludable: ser capaz de realizar una escucha activa, el manejo de las emociones y aprender a brindar apoyo al resto de trabajadores.
  • La empresa debe enseñar a los trabajadores, a través de programas, talleres o cursos, la manera de gestionar su estrés.

La Oficina Internacional del Trabajo, ha elaborado un dossier para la Prevención del estrés en el trabajo: listas de puntos de comprobación.

Pautas para la Empresa

Las pautas para prevenir y manejar el estrés laboral en la propia organización son las siguientes:

  • Carga de trabajo: ajustar y planificar bien los objetivos y el plazo. Cumplir la jornada laboral. Repartir de forma adecuada el trabajo entre los trabajadores.
  • Autonomía del trabajador: permitir que sea el trabajador el que se organice y se implique en el proceso.
  • Apoyo social: fomentar buenas relaciones entre los empleados y entre éstos y los superiores. Motivar a los empleados y reconocer el trabajo. Transmitir confianza a los trabajadores para trasladar cualquier demanda y sentirse escuchado.
  • Ambiente físico: asegurar unas condiciones óptimas para desarrollar las tareas (luz, temperatura, equipamiento, ruidos…)
  • Justicia y transparencia: remuneración adecuada y acorde con la tarea, asegurar que las tareas están bien definidas (claridad de rol), transparencia en los procesos de selección…
  • Equiparar el trabajo al trabajador: asignar los trabajos en función de la experiencia y responsabilidad, así como de las habilidades psicológicas y físicas de los trabajadores.
  • Promover y promocionar charlas, talleres y/o cursos sobre el estrés y maneras de prevenirlo y manejarlo.

Si eres el responsable de una empresa, quizá sería importante que contrataras a un especialista en prevención de riesgos psicosociales en el ámbito laboral. con el fin de prevenir y manejar el estrés en tu empresa.

Este especialista, evaluará los estresores psicosociales (características físicas del puesto de trabajo, necesidad de cursos de formación, actividades para mejorar las relaciones personales etc) y te asesorará sobre el manejo de los mismos.

prevenir y manejar el estrés

Pautas para el Trabajador

Por su parte, los trabajadores, pueden llevar a cabo las siguientes pautas para prevenir y manejar el estrés laboral:

  • Planifica tu tiempo: es importante que distingas entre las cosas urgentes e importantes y que seas realista con las tareas que te marcas.
  • Haz una lista de tareas: el tener escrito lo que tenemos que hacer en el día, nos da una visión externa y nos libera de la carga mental de pensamientos tipo “tengo que hacer mil cosas”, “no voy a poder”.
  • No sobrecargues tu agenda: trata de no cargar tu agenda con miles de actividades que no van a cumplir y que solo conseguirás aumentar el estrés. Es mejor hacer menos cosas, pero bien hechas.
  • No empieces una tarea hasta que no hayas acabado la anterior: dentro de lo posible, ya que a veces es imposible. Liberará espacio en tu mesa y en tu mente.
  • Aprende a delegar tareas: no somos superhéroes, así que vamos a ser conscientes de lo que podemos hacer y lo que no, vamos a confiar en los demás delegando tareas.
  • Aprende a decir no, se asertivo: en relación con lo anterior, como no podemos llegar a todo (aunque a veces creamos que sí), es importante aprender a decir que no.
  • Cumple los horarios: trata de ceñirte a la jornada laboral y no te lleves trabajo a casa salvo que sea imprescindible y de forma puntual.
  • Ponte objetivos realistas: en tiempo, tipo de trabajo, número de tareas etc.
  • Cuida tus relaciones tanto dentro como fuera del trabajo: las relaciones humanas son fundamentales como amortiguadoras del estrés. Pueden ser nuestro gran aliado en el ambiente laboral, los descansos, las risas y la complicidad pueden ser muy valiosos para mantener un buen ambiente.
  • Hábitos saludables: mantén unos buenos hábitos tanto de alimentación y sueño y evita recurrir a malos hábitos como el alcohol, tabaco…
  • Reserva un tiempo para ti cada día:  cualquier actividad que te ayude a desconectar de la jornada laboral y te recargue las pilar para el día siguiente.

Todas estas pautas resultan básicas para prevenir y manejar el estrés laboral de la mejor forma posible, no obstante, si crees que ya has puesto en práctica alguna de ellas y no ha sido suficiente, puedes contactarnos, evaluaremos tu caso y llevaremos a cabo un tratamiento específico e individualizado para prevenir y manejar el estrés laboral.

“La salud y el bienestar de los empleados no solo constituyen fines nobles en sí mismos, sino que además son esenciales para la productividad, la competitividad y la sostenibilidad de las empresas”


En Lua Psicología te acompañamos en tu proceso de cambio y desarrollo personal. Nos adaptamos a tus necesidades ofreciéndote tratamientos de calidad para que consigas bienestar emocional y mejores tu calidad de vida en el menor tiempo posible. Contacta con nosotros y encontraremos la mejor manera de ayudarte. Contacta con nosotros y encontraremos la mejor manera de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.