¿Qué es el miedo?

miedo

El miedo de una u otra forma (al fracaso, al compromiso, a fallar, hablar en público, a hacer el ridículo, a la valoración de los demás, a que otra persona se enfade…) nos acompaña día a día a lo largo de nuestra vida.  

Desde la infancia es muy común la aparición de los miedos infantiles (a la oscuridad, a los monstruos…), son evolutivos y desaparecen con el paso de los años.

A medida que vamos pasando por las distintas etapas del desarrollo, la adolescencia, la adultez y la vejez,  aparecen los miedos propios de cada etapa.

Podríamos decir que es una de las emociones que experimentamos con mayor frecuencia.

Hay miedos que podemos considerar razonables, ya que es normal tener miedo antes ciertas situaciones.

Sentir todo tipo de emociones es positivo y necesario, ya que nos dan información sobre lo que está pasando a nuestro alrededor, por ello, vamos a sentir nuestras emociones con libertad, no vamos a evitarlas, controlarlas o reprimirlas.

No vamos a evitar o escapar del miedo, es nuestro aliado. Nos ayuda a sobrevivir, si viviéramos sin miedo, pondríamos en peligro nuestra vida.

Continuar leyendo «¿Qué es el miedo?»

La soledad: una forma de conectar con uno mismo

soledad

Normalmente asociamos la soledad con algo negativo, ya que le atribuimos sensaciones de tristeza y desesperanza.

Este concepto negativo de la soledad es eminentemente social-educacional y cultural.

Ya conocemos la existencia de culturas más individualistas que otras (occidentales vs orientales). Asimismo, desde que somos niños, muchos de los mensajes que recibimos por distintos canales, es que «estar solo es malo» o van surgiendo etiquetas del tipo «el rarito», «el marginado» etcétera.

Es cierto que como seres sociales que somos, el contacto con los demás es fundamental, pero también es necesario desconectar de ese continua compañía.

La soledad es necesaria y positiva muchas veces,  ya que es la mejor manera de acercarnos a nosotros mismos.

Continuar leyendo «La soledad: una forma de conectar con uno mismo»

El darse cuenta: para el cambio y desarrollo personal

darse cuenta

La importancia del darse cuenta y de la toma de conciencia para el cambio y el desarrollo personal.

Pensad por un momento, ¿cuántas veces paramos, observamos, sentimos y tomamos conciencia de nuestros pensamientos, conductas y emociones por ejemplo?

Pocas veces seguramente, ya que la mayor parte del tiempo funcionamos en modo «piloto automático», es decir, de forma automática, sin ser realmente conscientes de lo que hacemos.

Todos hemos tenido la sensación de llegar a algún sitio sin saber cómo hemos llegado hasta ahí.

Utilizamos muchos mecanismos para no darnos cuenta, ya que nos asusta y nos da miedo tomar conciencia de determinadas cosas porque pensamos que si lo hacemos nos va a perjudicar.

Cuando lo que ocurre es al revés, nos ayuda a situarnos mejor frente a lo que queremos y deseamos. Integramos la experiencia global que estábamos reprimiendo. Continuar leyendo «El darse cuenta: para el cambio y desarrollo personal»

La importancia del reconocimiento laboral

reconocimiento laboral

En los últimos artículos hablamos de la poca cultura del reconocimiento que existe en nuestra sociedad, siendo todavía más evidente en el ámbito laboral, resultando necesario impulsar el reconocimiento laboral.

Uno de los motivos por los que los trabajadores padecen estrés, está causado por un mal jefe y un mal ambiente laboral. Según los datos de la Asociación Estadounidense de Psicología, un 75% de los trabajadores estadounidenses creen que sus jefes son una causa importante de estrés en el trabajo. Continuar leyendo «La importancia del reconocimiento laboral»

Consejos para liberarme de los pensamientos negativos

pensamientos negativos

Una vez que ya sabemos un poco más sobre los pensamientos negativos y cómo influyen en mi día a día, vamos a aprender a no identificarnos con ellos y a gestionarlos de la mejor manera.

Ya hablamos de la cantidad de pensamientos que tenemos a lo largo del día, nada menos que 60.000 y de éstos la mayoría de ellos son negativos, repetitivos y relacionados con el pasado.

Por ello, vamos a centrarnos y a trabajar sobre los pensamientos negativos. Continuar leyendo «Consejos para liberarme de los pensamientos negativos»

No llego a todo: aprendiendo a ser feliz

no llego a todo

Cuantos de nosotros pensamos cada día esto, ¿verdad? Largas jornadas laborales, labores domésticas, cuidado de los hijos, colegio, actividades extraescolares, ocio, quedar con amigos, leer, ver tal serie… Y, al final, la sensación que queda es «no llego a todo», estar agotado física y mentalmente y además, no disfrutar de las cosas porque vas acelerado pensando en la siguiente «cosa de la lista»  que tienes que hacer.

Hay una cosa que está clara, no es posible llegar a todo.

Continuar leyendo «No llego a todo: aprendiendo a ser feliz»

Volver a la rutina: 9 consejos para sobrellevar la vuelta

volver a la rutina

La mayoría de nosotros ya estamos de vuelta de las vacaciones. Ansiábamos su llegada, las hemos disfrutado, pero toca volver a la rutina.

La vuelta a la rutina nos afecta de manera diferente a cada uno de nosotros, influyendo también otros factores como la duración de las vacaciones, el tipo de vacaciones etc.

Durante los primeros días o primeras semanas de volver a la rutina, es normal sentir tristeza y no tener ganas de volver al trabajo, ya que durante las vacaciones, se modifican actividades, rutinas, horarios y hábitos de sueño y alimentación.

Además, hay otros síntomas como ansiedad, estrés, preocupación, irritación, insomnio, apatía, malestar... Continuar leyendo «Volver a la rutina: 9 consejos para sobrellevar la vuelta»

¿Cómo superar la Depresión?

superar la depresión

Cuando estamos deprimidos, la pregunta que nos asalta recurrentemente es, ¿cómo puedo superar la depresión? Por ello, en el post de hoy, hablaremos sobre los síntomas, causas, trampa de la depresión y tratamiento para saber más y poder superar la depresión.

La OMS estima que la depresión es, en la actualidad, la mayor causa de incapacidad en el mundo. En España, la sufren 2,5 millones de personas.

Solemos utilizar muchas veces la frase «estoy deprimido/a» cuando me siento mal, triste, apático, desganado….

Si bien es cierto que éstos son algunos de los síntomas de la depresión y que todos nos sentimos así en algún momento, la depresión es más que eso, es un problema que si no se trabaja puede generar importantes problemas a la persona que la sufre en las distintas áreas de su vida (familiares, laborales, sociales…), e incluso desembocar en el suicidio.

Por ello, hay que distinguir entre la depresión como problema o trastorno psicológico y las fluctuaciones habituales y normales del estado de ánimo.

Es muy importante que la depresión deje de ser tabú, tenemos que reconocerla y hablar sobre ella, que desaparezca el estigma y que las personas que están pasando por ella, pidan ayuda, ya que para que la persona logre superar una depresión es necesario que acuda al psicólogo y/o psiquiatra. Continuar leyendo «¿Cómo superar la Depresión?»

Pautas para manejar la culpa y liberarte

manejar la culpa

Es importante conocer y aprender a manejar la culpa, dado que vivimos innumerables situaciones en las que nos sentimos culpables por algo que hemos dicho (o no) o hecho (o no) a nuestros seres queridos.

Sobre todo, cuando se convierte en destructiva y afecta a nuestra salud mental y a las diferentes áreas de nuestra vida.

Sentir culpa es algo inevitable y, como todas las emociones, la culpa, también cumple una función. En este caso, es la de darnos información sobre las consecuencias de nuestras acciones y poder aprender de ellas. Continuar leyendo «Pautas para manejar la culpa y liberarte»

La culpa y tú

culpa

¿Cuántas veces a lo largo de nuestra vida hemos sentido culpa por algo que hemos dicho (o no dicho) o hecho (o no hecho)  a nuestros seres queridos?

La respuesta de la mayoría de nosotros sería, bastantes, muchas veces…

El ser humano es el único animal que es capaz de pensar y reflexionar sobre sus actos. Por ello, cuando hemos dicho o hecho algo mal y nos damos cuenta de ello, sentimos cierto grado de malestar.

Este proceso es totalmente necesario para poder cambiar, mejorar y desarrollar otros comportamientos.

Podemos decir entonces que sentir culpabilidad en una intensidad y duración adecuadas, puede resultar adaptativo. Continuar leyendo «La culpa y tú»