La autoaceptación: trátate con cariño

autoaceptación

Seguro que todos hemos escuchado y utilizado alguna vez la expresión de “somos nuestro peor enemigo”. Vivimos en una sociedad muy competitiva y que se valora en función del éxito y del fracaso. Pero además, somos nosotros los que en muchas ocasiones nos marcamos unas expectativas y unos objetivos que difícilmente podemos alcanzar, y es ahí cuando vienen los autoreproches, autojuicios y autocríticas. Nos decimos cosas como “eres un/a fracasado/a”, “nunca vas a conseguir nada”, “nadie te va a querer” etcétera. Nos las creemos firmemente y no las cuestionamos ni las ponemos en duda. Ante esto, el proceso de autoaceptación se torna complicado.

Estamos tan acostumbrados a escucharnos bajo la luz de la crítica y del juicio que no somos conscientes del daño que estos mensajes pueden provocar en nuestra autoestima, la confianza en nosotros mismos y, en definitiva en nuestro bienestar.

La buena noticia es que esto depende de nosotros, nosotros podemos elegir entre ser nuestro peor enemigo o, por el contrario, tratarnos con amabilidad. Continuar leyendo «La autoaceptación: trátate con cariño»

Dependencia emocional en la pareja

dependencia emocional

Los seremos humanos somos seres sociales y, por ello, necesitamos relacionarnos con las demás personas, generar vínculos, sentirnos queridos, respetados y reconocidos por los demás. Por tanto, podemos generar dependencia emocional con cualquier persona, ya sea con un familiar, un amigo, una pareja etc.

Esta última, la dependencia emocional en la relación de pareja, es sobre la que vamos a hablar en este artículo, ya que es la relación que mayores alegrías o mayor sufrimiento nos genera, en función de si funciona o no.

El problema es que tenemos normalizado sufrir en pareja, ¿quién no ha sufrido o conoce a alguien que haya sufrido en una relación?.

Querer, amar, estar en pareja, no es sufrir, tiene que ser fácil, no tiene que convertirse en una lucha o en querer cambiar al otro. Debemos partir de la idea de que cada uno de nosotros estamos bien sin pareja y si decidimos empezar una relación es para que nos sume, no para que nos reste y nos genere sufrimiento. Continuar leyendo «Dependencia emocional en la pareja»

La evitación: cuando la solución se convierte en el problema

evitación

Prácticamente todas las personas utilizamos o hemos utilizado la evitación como forma de afrontar las situaciones que nos generan malestar. Nos sentimos tan mal, que la única manera que vemos de reducir o hacer desaparecer ese malestar es evitando aquello que nos hace sufrir.

Esta es una respuesta que aunque pueda parecer beneficiosa a corto plazo (ya que desaparece el malestar), a largo plazo es muy perjudicial y nos hace quedarnos enganchados en el problema.

A continuación, explicaremos por qué nos sucede esto y las consecuencias que tiene. También hablaremos de los tipos de evitación que hay, las características de las personas evitativas y que otras estrategias podemos utilizar ante estas situaciones. Continuar leyendo «La evitación: cuando la solución se convierte en el problema»

La soledad: una forma de conectar con uno mismo

soledad

Normalmente asociamos la soledad con algo negativo, ya que le atribuimos sensaciones de tristeza y desesperanza.

Este concepto negativo de la soledad es eminentemente social-educacional y cultural.

Ya conocemos la existencia de culturas más individualistas que otras (occidentales vs orientales). Asimismo, desde que somos niños, muchos de los mensajes que recibimos por distintos canales, es que «estar solo es malo» o van surgiendo etiquetas del tipo «el rarito», «el marginado» etcétera.

Es cierto que como seres sociales que somos, el contacto con los demás es fundamental, pero también es necesario desconectar de ese continua compañía.

La soledad es necesaria y positiva muchas veces,  ya que es la mejor manera de acercarnos a nosotros mismos.

Continuar leyendo «La soledad: una forma de conectar con uno mismo»

El darse cuenta: para el cambio y desarrollo personal

darse cuenta

La importancia del darse cuenta y de la toma de conciencia para el cambio y el desarrollo personal.

Pensad por un momento, ¿cuántas veces paramos, observamos, sentimos y tomamos conciencia de nuestros pensamientos, conductas y emociones por ejemplo?

Pocas veces seguramente, ya que la mayor parte del tiempo funcionamos en modo «piloto automático», es decir, de forma automática, sin ser realmente conscientes de lo que hacemos.

Todos hemos tenido la sensación de llegar a algún sitio sin saber cómo hemos llegado hasta ahí.

Utilizamos muchos mecanismos para no darnos cuenta, ya que nos asusta y nos da miedo tomar conciencia de determinadas cosas porque pensamos que si lo hacemos nos va a perjudicar.

Cuando lo que ocurre es al revés, nos ayuda a situarnos mejor frente a lo que queremos y deseamos. Integramos la experiencia global que estábamos reprimiendo. Continuar leyendo «El darse cuenta: para el cambio y desarrollo personal»

Pensar en uno mismo no es egoísmo

pensar en uno mismo

A todos mis pacientes desde la primera consulta les digo esta frase «pensar en uno mismo no es egoísmo». Les digo que lo más importante son ellos, su felicidad, su bienestar, su salud y su cuidado.

Primero son ellos y luego los demás, parejas, padres, hijos, hermanos, amigos…

A muchos de ellos, esta idea les sorprende, puesto que en muchos casos, la educación que han recibido de sus familias y el mensaje de la sociedad, ha ido en otra dirección.

No solo les sorprende, si no que ni siquiera se han parado a pensar en ello y mucho menos en llevarlo a cabo. Para muchos, pensar en uno mismo les genera un conflicto interior y malestar, apareciendo emociones como la culpa.

Asimismo, aparecen verbalizaciones del tipo «pensarán que soy un/a egoísta», «lo primero son mis hijos», etc.

Nos han educado para anteponer y satisfacer los deseos, intereses y necesidades de los demás antes que los propios.

Continuar leyendo «Pensar en uno mismo no es egoísmo»

Cultivando la gratitud

gratitud

Cuando incluimos la gratitud en nuestra forma de vivir, cambiará nuestra forma de ver la vida.

Solemos pasarnos la mayor parte del tiempo fijándonos en lo que no tenemos y prestando poca atención a lo que si tenemos.

Sin embargo, la atención se puede entrenar, si conseguimos prestar atención a lo positivo que tenemos en nuestra vida, aumentaremos nuestro bienestar.

Reconocer lo que hay bueno en tu vida, te proporcionará paz y será la esencia de tu felicidad.

Continuar leyendo «Cultivando la gratitud»

El reconocimiento propio y ajeno para la vida

reconocimiento

El reconocimiento, el agradecimiento, tanto propio como ajeno, valorarnos y felicitarnos a nosotros mismos y a los demás, en cualquier ámbito de la vida (laboral, pareja, familia, amigos…), parece ser un tema olvidado y poco fomentado en nuestra sociedad.

Partimos de la base de que todas las personas necesitamos reconocimiento., ya que el reconocimiento está en la base del autoestima de los niños, en la «palmadita» que necesita el empleado para rendir mejor, en fortalecer el vínculo en las relaciones de pareja… Continuar leyendo «El reconocimiento propio y ajeno para la vida»

¿Cómo conseguir los objetivos que me propongo?

conseguir los objetivos

Con la vuelta de las vacaciones, la mayoría de nosotros hacemos nuestra lista de objetivos de cara al «nuevo curso». Pero para muchos puede resultar una tarea complicada y nos preguntamos, ¿cómo puedo conseguir los objetivos que me propongo?

Hacemos nuestra lista de objetivos y nos lanzamos hacia la consecución de uno de ellos. Al principio, parece ir bien, vas cumpliendo lo que te has propuesto. Pero, al cabo de un tiempo, notas que vas perdiendo motivación, ganas etc y abandonas tu objetivo, provocando frustración, enfado y una serie de reacciones emocionales.

Este proceso puede ser normal, ya que quizá el objetivo puede no ser realista o no estar bien formulado, por ejemplo, impidiendo conseguir los objetivos marcados. Lo veremos más adelante.

Tener objetivos y metas es fundamental en la vida de cada uno de nosotros, ya que son nuestro timón, nos marcan el rumbo, hacia dónde queremos ir y qué queremos conseguir.

Continuar leyendo «¿Cómo conseguir los objetivos que me propongo?»

La Aceptación: la base del cambio y crecimiento personal

aceptación

La aceptación y su potencial para el cambio, para poder avanzar y para conseguir un crecimiento personal necesario.

El papel de la aceptación en la necesidad de control

Estamos acostumbrados a luchar contra lo que nos hace sufrir, no queremos pasarlo mal ni sentirnos mal, no queremos tener miedo, ni sentir ansiedad… Por ello, empezamos un camino de batallas contra aquellas situaciones que nos generan emociones negativas.

En la mayoría de los casos, estas batallas nos desgastan tanto física como mentalmente y no conseguimos alcanzar el objetivo de no sufrir.

La raíz de estas batallas está en la tendencia que tenemos las personas de querer controlar todo y de querer que las cosas sean como nosotros queremos.

Sin embargo, la mayoría de las situaciones o circunstancias que nos pasan en nuestro día a día no dependen de nosotros y no tenemos control sobre ellas.

Nos centramos en lo que no podemos controlar, con todo el desgaste que esto conlleva, en lugar de centrar nuestra atención en lo que si podemos manejar y depende de nosotros. Continuar leyendo «La Aceptación: la base del cambio y crecimiento personal»